miércoles, 14 de mayo de 2014

{ FALAFEL DE SOJA Y QUINOA EN PAN DE PITA CON GUACAMOLE }


    Ya estoy de nuevo aquí, con energías renovadas y con ganas de trabajar....  (me va a creer la nariz), en fín, al menos es verdad que el sol empieza a asomarse y los findes están siendo de lujo, y eso quieras o no ayuda. Estos días me dió por amasar.... y mucho, 5 kilazos de harina, ahí es nada, como digo yo, a medida que amasaba, el desarrollo del gluten era directamente proporcional con el desarrollo de mis contracturas, tengo que hacerme con una amasadora ya... pero claro, me gusta tanto amasar a mano, ainnsss (el romanticismo está sobrevalorado). El volver a encender el horno de leña me ha metido el "mono" en el cuerpo, es alucinante, el día que se hace pan es como antaño, día de fiesta, mientras se va horneando, te sientas a la fresca a tomar una cervecita, -sin olvidarse de poner una alarma, que el horno de tecnología punta, na de na-, se charla, percibes los olores del pan, del jardín, mientras, se pone el sol, y siii, se te olvidan las contracturas (vale, soy romántica). No voy a seguir que me pierdo y vamos al lío con la receta de hoy.
Os traigo unos falafel... uhmm, unas hamburguesas mini, uhmm, es difícil definirlas, porque a mi me parecen hamburguesas vegetales, pero el punto del garbanzo, las cucharaditas de tahina y las especias aportan el sabor típico del falafel . Yo las voy a llamar falafel y listo, así que adjudicado!. Pues como iba diciendo, os traigo falafel de quinoa, soja y garbanzo en pan de pita acompañado de guacamole (que largo no?).
Una de las cosas que más me ha sorprendido de hacer la receta es el Rice & Grain Cooker  de Lekúe. Os comento porque me ha gustado, sobre todo, por lo limpio y rápido que me resulta cocer granos de cereal. Me encanta hacer panes con mijo, quinoa, etc, y el tener liberados los fogones y dejar este artilugio en el microondas haciendo su trabajo, me resulta comodísimo, evidentemente, antes de ponerlo en el blog lo he utilizado unas 5 veces, y bien, muy bien, y mira que soy de cocina tradicional, pero he de reconocer que se ajusta a ciertos platos... y panes.
Bueno, ahora vamos con la receta, donde incluyo, el pan de pita (LaCocina de Elfos) , el falafel y el acompañamiento.

 

Ingredientes para el pan de pita:
  1. 250g harina panadera
  2. 150g  agua
  3. 20g aceite de oliva
  4. 5g sal
  5. 5g levadura fresca
Ingredientes para el falafel:
  1. 200g de garbanzos cocido
  2. 100g de zanahoria finamente picada
  3. 50g de cebolla picada fina
  4. 150g de quinoa cocida con 4 granos de hinojo
  5. 200g de soja texturizada hidratada
  6. 2 cucharaditas de tahina
  7. 2 cucharaditas de sésamo tostado
  8. 1 cucharada de cilantro picado
  9. 1/2 cucharada de cebollino picado
  10. una pizca de comino y otra de canela
  11. un chorro de zumo de limón 
  12. harina de garbanzo para rebozar
  13. sal
Ingredientes para el guacamole:
  1. Un aguacate hermoso maduro
  2. medio tomate troceado
  3. 40g de cebolla morada picada fina
  4. medio jalapeño cortado fino
  5. una cucharada de cilantro picado
  6. el zumo de medio limón
  7. sal
Ingredientes para la salsa de yogurt:
  1. 1 yogurt ecológico
  2. 1 cucharada de tahina
  3. 1 cucharadita de cebollino picado
  4. 1 cucharadita de cilantro picado
  5. un chorro de limón
  6. sal
Ingredientes para acompañar (opcional):
  1. pepino cortado en rodajas
  2. hojas de lechuga
  3. brotes alfalfa
  4. tomate en rodajas
  5. queso feta desmenuzado
  6. cebolla morada cortada en rodajas finas
Elaboración:
. Empezamos con el pan de pita; desmenuzamos la levadura con la harina en un bol, añadimos el agua, el aceite y mezclamos bien.
. Amasamos durante 5 minutos (la masa es seca, así que es facilito), incorporamos la sal y seguimos amasando unos 5 minutos mas, dejamos reposar durante 1 hora y media en el bol tapado con un film
. Precalentamos el horno a 250ºC con un chapón de acero inox o con una bandeja de horno puesta al revés en la parte más baja del horno
. Dividimos la masa en bolitas de unos 55g cada una y dejamos reposar tapadas con un paño 10 minutos
. Luego estiramos cada bola con un rodillo formando discos de unos 3-4 mm de grosor, y dejamos reposar tapados durantes 15 min (no más ya que luego no hinchan)

. Ir poniendo las pitas (yo aconsejo de dos en dos) en el horno (tiene que estar muy caliente), y hornear durante 2 minutos, vereis que se hinchan, abrir la puerta del horno y rápidamente dar la vuelta y dejarlo otro minuto (tienen que quedar muy blanditos)
. Si no os fiáis de vuestro horno, porque no alcance la temperatura exacta, podeis poner las pitas en el suelo del horno directamente.
. Ir sacando del horno y envolverlos con un paño, para mantenerlos tiernos, y reservar
. Para hacer el falafel; cocemos la quinoa con nuestro Rice & Grain Cooker, o con una pota al fuego, con el un poco mas del doble de agua que de quinoa, añadimos unos granos de hinojo y sal (yo lo dejé unos 16 minutos en el micro a 900w), se saca del micro, se revuelve y se deja reposar destapado unos 5-10 min

. Mezclar todos los ingredientes en un un bol y formar unas bolas aplastadas y dejar formadas durante 20 minutos para que se sequen un poco 

. Mientras hacemos el guacamole y la salsa de yogurt, no tiene ciencia, simplemente es mezclar todos los ingredientes indicados, en el caso del guacamole aplastar con un tenedor para que tenga una textura un poco más rústica
 . Poner en una sarten antiadherente un 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-alto, ir rebozando las hamburguesas con la harina de garbanzo y pasarlas 3 minutos por cada lado
. Solo queda rellenar nuestro pan de pita y listo. BON APPÈTIT!!






42 comentarios :

  1. Jolínn, me ha encantado, y la foto en la que se te intuye es una preciosidad. La verdad es que me gustaría tener paciencia para hacerlo, y comensales a mi alrededor que lo comiesen porque para mi sola....Un saludo maestra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy, eso de maestra Ana, me has puesto colorá, además saliendo de ti, que eres un crack. besotes guapa!

      Eliminar
  2. Ana, simplemente deliciosa esta receta¡¡¡. Me encanta el uso de los distintos granos y que practico resulta el cocedero de Lekue¡¡¡¡ Yo desde que lo descubrí es la mejor forma que tengo de cocer esos granos. Las fotos cada día mas espectaculares¡¡¡. Bss preciosa.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  3. Impresionante, espectacular!! verde de la envidia me tienes no solo con las recetas, fotos, paisaje... sino con el horno de leña...al final lo conseguiré estoúltimo...el resto imposible, jajaja
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Por favor, qué buenísimo! y qué fotos más maravillosas, bueno como todas las que haces.
    El guacamole es una de mis debilidades y el falafel me encanta, aunque no lo he probado con quinoa... Vamos que hay que ponerse manos a la obra para hacerla, ya!!
    Besin

    ResponderEliminar
  5. Por Dios!, ¿porqué he venido a verte!?, con el hambre que tengo, estoy a punto de la lipotimia!, que hambre dan tus fotos!

    ResponderEliminar
  6. Impresionante!!! por favor ese pan de pita lo quiero ya...
    Ana que pintaza tiene todo el post de hoy, me gusta bastante la comida vegetariana así que espero lanzarme con esta receta.
    Enamorada hasta la médula de la foto con la mano y los germinados.
    Un abrazo guapa!!! que lujazo de blog hija mia...:)

    ResponderEliminar
  7. Me parece tan, tan, tan bonitas estas fotos que no me comería el pan, lo dejaría de adorno para disfrutar de él más tiempo. Me quiero ir a vivir al campo, me lo cambias por la autocaravana??? :))))))

    un besazo

    ResponderEliminar
  8. Todo riquísimo y esas fotos son simplemente fantásticas!

    ResponderEliminar
  9. Una maravilla ese pan .Las fotos preciosas....besinos

    ResponderEliminar
  10. Pero que riquísimo todo! y qué preciosas fotos, tomo nota de los falafel ya...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Necesito que alguien me enseñe a amasar urgentemente! No puede ser que me guste tan poco, pero la ignorancia es lo que tiene...Lo tuyo como siempre espectacular. Besísimos

    ResponderEliminar
  12. 5 kilazos de harina a mano, son muchos kilos eh?
    Los bollitos me han encantado!
    Besazos y rebienvenida.

    ResponderEliminar
  13. Hola ana!Me ha encanto la receta y las fotos te han quedado fantasticas!!besos

    ResponderEliminar
  14. qué maravilla, me dejas impactada. El pan de pita me apasiona y te lo copiaré, bsss

    ResponderEliminar
  15. Boquiabierta me dejas mi niña!! Bueno, eso y babeando claro! Pues tanto receta como fotos son pa morír!!!!!
    Felicidades guapa!

    ResponderEliminar
  16. La receta, perdón, el recetón, es impresionante pero las fotos son palabras mayores. Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Vaya recetones! ¡Y vaya ganas de pegarle un mordisco a esas hamburguesas!¡cosa rica! ¡con esas fotos nos has puesto los dientes largos!
    Besos
    Cristina

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno! Me encanta el pan de pita y el falafel! Me quedo con ala boca abierta viendo las fotos... cómo disfruto!

    ResponderEliminar
  19. Un artículo redondo, fotografía, el pan pita que es de mis favoritos, cuentas una historia...deliciosamente bello!!

    Mucha vibra buena inspiradora!!!!

    ResponderEliminar
  20. uaaaaaaaaaala!!!! Anda, menuda vuelta al blog!!! Me gusta... TODO!!! La combinación de ingredientes para el falafel, el pan, el guacamole... Eres una crack!!!
    Por cierto, te parecerá una tontería, pero la foto de los pepinos y del germinado mis favoritas... qué color verde más bonito!
    besos

    ResponderEliminar
  21. Las hamburguesas vegetales las tengo son asignatura pendiente, a veces solía hacía boloñesa con soja deshidratada, pero cada vez menos, tengo que volver a ello. Unas hamburguesas deliciosas y fáciles y con esta delicia de pan que nos traes imposible no rendirse. Recuerdo mis primero falafel, los que comí no los que hice, que también los comí en pan de pita pero eran de carne y disfruté tanto, ahora me han entrado ganas de probar esta versión, gracias guapa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. madre del amor hermoso.. ¿tú de donde has salido que no te tenía yo fichada? No se si haré tus recetas, pero las fotos, seguro segurísimo que pasaré a verlas. Magníficas.

    ResponderEliminar
  23. Ana, estoy totalmente encantada. Todo es come tiene que sér: las fotos, tus pitas, la luz...
    El guacamole es el recuerdo mas fuerte que tengo del tiempo pasado en Mexico y esto parece muy rico :)
    Un abrazo
    Manuela

    ResponderEliminar
  24. Ya hice los panes. Salen muy bien y son facilitos. Encantada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes como me alegro, esto es lo más importante, que la receta salga. un besazo!!

      Eliminar
  25. Ana que entrada tan emotiva para situarnos en tu ambiente y pensamientos.Y imaginarmelo es volver a recodar el horno de pan de mi abuela y el olor en la casa que hacia.
    Una receta sublime y fantasticamente fotografiada¡¡
    Un placer entran en tu cocina
    Buen finde
    Bss

    ResponderEliminar
  26. Genial receta!!!! Me ha encantado!!! Las hamburguesas vegetales son mi asignatura pendiente. A mi me encantan peeeeero en casa tengo un carnívoro consumado... Las pitas te han quedado divinas. Para la próxima, prueba a cambiar 50 gramillos de panadera por kamut o semolina... Le da una jugosidad al pan increible. Tengo que actualizar la receta del blog con ese apunte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, sin duda probaré con la sémola. Un besazo.

      Eliminar
  27. No hace falta que te diga que me apunto ¿verdad? que pinta, es genial que haya salido el sol =)
    Las flores de acacia pueden recordar a las glicinias porque se forman en racimos y las hojas tambien son similares pero más oscuras, la diferencia principal es que la glicinia es una trepadora y la acacia blanca es un árbol y su aroma es inconfundible, ya me contarás ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota Heva, , mira que me hice un lío, la confundí totalmente con la glicinia, pero es verdad ésta es trepadora la tenemos para darnos sombra en el porche en verano. Tengo que tar un paseín y hacerme con unas cuantas, me parece un lujazo de receta, es sofisticada y rústia y campestre a la vez. un besito Heva.

      Eliminar
  28. Con los ingredientes no lo tengo nada fácil pero es un espectáculo ver tu receta y siempre se pueden coger ideas para tunear hamburguesas tradicionales. La foto final es una auténtica pasada!

    ResponderEliminar
  29. Qué deliciosos se ven, unas fotos preciosas llenas de paz... no conocía tu blog pero he llegado hasta aquí con mucha suerte porque me ha encantado,
    Un abrazo
    Lxx

    ResponderEliminar
  30. Hola Ana! no conocía tu blog pero me ha encantado! Las fotografias son una pasada y de las recetas...pues que voy a decir, que tienen todas muy buena pinta!
    Con lo de amasar con 5kg de harina puedo hacerme una idea de lo que lo has sufrido. Yo tampoco tengo amasadora porque me gusta hacerlo con las manos pero a veces pienso: y qué necesidad tengo yo de cansarme tanto? jeje

    Bueno pues me quedo un ratito por aquí y te vas directa a mis favoritos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. buuuuuuuuuuuuuuu esto es una maravilla nena , y pasote de enfoque tienes que ojo fotográfico y que toooooooo ains que envidia tengo de no poder tener esta luz del norte para según que fotazas
    por cierto el falafel me encanta si de todas las maneras que lo pruebo es que me pirro por uno ahora mismito jajaja
    mil besotes

    ResponderEliminar
  32. Me da igual que sean falafels o mini hamburguesas! esto es una pasada...preciosas fotos y receta deliciosa..realmente merece la pena que te tomes tu tiempo para hacer posts..porque cuando llegas, lo haces arrasando Anita!!!! ;)
    tu a tu ritmo..que así lo llevas de maravilla amiga!!!!
    muchos cariños preciosa!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  33. Qué preciosidad Ana! Y la receta me encanta, sana y delciosa, felicidades!Un beso

    ResponderEliminar
  34. Me he quedado con la boca abierta por lo PRECIOSAS que son tus fotos y lo perfectas y tentadoras que son tus recetas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  35. Ana, en primer lugar, déjame decirte cómo he disfrutado (y disfruto) con tus fotos. Sólo verlas, ya me hace feliz. Logras un ambiente que personalmente me parece sencillamente delicioso. Es que parece que esté ahí, contigo, amasando y tomándome esa cervecita hasta que alguna alarma suena y salimos corriendo para que no se queme el pan o, en este caso, esos divinos falafels. Ayyyyyyyyyyyy, que me lo creo!

    Y ya entrando en los falafels... Por qué no iban a ser falafels, sean de lo que sean? A mí me parecen muy originales y me da que deben tener una textura rica con ganas. A que sí? Y el relleno... En fin... Guardaste alguno para mí?

    Muchos besitos y felicidades por tu arte.

    ResponderEliminar